DIFICULTAD PARA EL CAMBIO

 

 

 

 

La dificultad para el cambio, es un fenómeno, en principio físico; que se explica por la primera y tercera leyes de Newton: (todo cuerpo conservará su estado de reposo o movimiento mientras no haya un factor externo que lo modifique) y (a toda acción se opone una reacción igual y en sentido contrario) En esta forma la resistencia al cambio adquiere lógica propia. Sin embargo, socialmente éste es uno de los grandes problemas de nuestro tiempo; producido por la deficiencia en la formación y la educación de las personas, el cual se caracteriza y se agudiza al mismo tiempo, porque tiene como resultante la proliferación de miles, de millones, de mentes pequeñas que prefieren permanecer en calidad de masa, a la que es fácil manipular y engañar, porque aquellos que la conforman les da pereza pensar y actuar con libre albedrio, por sí mismos; personas quienes ante la necesidad de tener que realizar el mínimo esfuerzo mental o físico expresan: ¡que flojera! y no se molestan en manejar la lógica, ni les preocupa la falta de información al tomar una decisión. Y al ejercer el razonamiento, (principal facultad de los seres humanos), su entendimiento suele estar plagado de mitos, prejuicios sociales, históricos y religiosos, los cuales aceptan a priori sin molestarse en verificarlos y mucho menos en cuestionarlos. Convirtiéndose en pobres seres que aumentan la fila de los esclavos de la ignorancia. Y por supuesto dificultan el cambio.

La ignorancia existe, en proporción mayoritaria, en todo el mundo y en todos los estratos sociales de la población. Atendiendo a los hechos, los ignorantes son esclavos de ella en múltiples formas, por ejemplo: sufren el abuso de gobiernos corruptos que los explotan y que, paradójicamente, han sido votados por ellos mismos; son esclavos de la moda; del consumismo y del fanatismo deportivo o religioso. Se impresionan fácilmente con la fama de los demás, la cual aceptan a priori sin ver si responde a la realidad, o solo es un montaje propagandístico. Se conforman con el “pan y circo” que les “echan” aunque reciban migajas y se conviertan en fanáticos de figuras huecas. Disfrutan de la mediocridad autoimpuesta, generalizada, y cómodamente aceptada. Estas mentes débiles, son fácilmente impresionables y manipuladas por la retórica de los embaucadores de todo tipo, entre ellos muchas de las ONG que se proclaman como sus defensores y una gran cantidad de estas tienen otros propósitos diferentes a los que pregonan. Son manipulados por los medios de comunicación y la propaganda. Por el fausto del oropel de sus pastores; ya sean de carácter religioso, “político” o pequeño burgués.

Los ignorantes, suelen convertirse involuntariamente en esbirros al servicio de los “dueños de vidas y haciendas”; la oligarquía de siempre, quienes son fieros defensores del statu quo imperante; aquellos que siempre estarán en contra del cambio, de una situación que ellos mismos han contribuido a crear y que lógicamente controlan y alimentan para su exclusivo provecho sin importarles el daño que hagan a la sociedad en su conjunto, porque esta situación privilegiada les favorece. Los ignorantes son esclavos de esa oligarquía que depreda la flora, la fauna incluyendo la humana, por mezquinos intereses y saben que cuentan con miles, millones de cómplices (esclavos) incautos, pasivos, inconscientes e ignorantes de una realidad que ni siquiera se imaginan ni les preocupa conocer.

A principios del siglo XXI los modelos de desarrollo económico basados en el neocapitalismo, venido del modelo capitalista clásico, arrastrado desde la revolución industrial y anterior a esta, por la herencia del modelo esclavista que ejercieron las potencias europeas; tienen ahora, en pleno siglo XXI, al mundo sumergido otra vez en la explotación indiscriminada para beneficio de unos cuantos miembros de las oligarquías en los diferentes países y a nivel mundial para beneficio del sistema financiero internacional y sus dueños; creando una gran desigualdad social con un “Gap” insalvable entre los pocos que posen la mayor parte de la riqueza de las naciones y las grandes masas de gente que no sólo posen poca cosa sino que viven en condiciones de supervivencia.

El cambio para modificar el statu quo existente en los inicios del siglo XXI es absolutamente necesario para restablecer la justicia, el Estado de derecho y mejorar la calidad de vida para todos. Esta es la razón por la que el cambio deberá ser radical. Para adecuar al sistema capitalista existente, explotador de las mayorías; a un sistema verdaderamente benéfico para todos, para lo cual deberá ligarse con un nuevo enfoque socialista moderno, como el que ya están poniendo en practica algunos países (socialistas y capitalistas) para el beneficio directo de sus ciudadanos. Mediante gobiernos eficientes y honestos que ejerzan la autoridad en forma responsable, alejados de los paradigmas tradicionales y de los modelos autoritarios y dictatoriales emanados tanto de la antigua Unión Soviética, como de los gobiernos capitalistas patrocinados por el sistema financiero internacional. Sin embargo, el grave lastre de la ignorancia y los prejuicios en la mente de la mayoría, harán de esta intención para lograr un verdadero cambio benéfico, real; una verdadera tarea de titanes. Si no es que sólo una buena intención.

Antonio Fuentes Flores

 

Print Friendly, PDF & Email

4 pensamientos en “DIFICULTAD PARA EL CAMBIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *