Un Modelo de Desarrollo Equivocado

En muchos países se ha adoptado un modelo de “desarrollo” caracterizado por el logro del desarrollo económico sin medir sus consecuencias colaterales, aunque aseguren que sí lo hacen los hechos los desmienten. Este modelo lo “justifican” por la carrera entre los países para ver quién logra el crecimiento más atractivo. Algunos por el simple hecho de crear los empleos necesarios para no tener desocupación, lo cual es entendible hasta cierto punto, y los mas para atraer la inversión extranjera, sin importar en realidad que vayan a producir, pero con la conciencia de que entre más se eleven las cifras del producto interno bruto (PIB) y los indicadores macroeconómicos; aparecerá mas “saludable” su país en los registros internacionales. Sin importarle a unos, vender sus materias primas para después tener que importarlas ya procesadas. Ni el gasto excesivo de energía no renovable dependiente del petróleo y sus derivados. Para ello utilizan la explotación de una mano de obra casi regalada, este proceso se caracteriza también por subestimar el desarrollo social, en donde cada vez más la enorme desigualdad en la distribución de la riqueza se acentúa; dándose un “desarrollo” en donde no importan mucho los aspectos, como la ética en los negocios o en el hacer político, la deforestación de los bosques y las selvas, sin importar tampoco la destrucción del medio ambiente natural, ni si se esta afectando negativamente la calidad de vida para la mayoría de la población, en lugar de tratar de mejorarla como es su obligación. Esto también ha contribuido en medida importante al resultado negativo por el cambio climático que hoy sufre la Tierra.

A muy grandes rasgos, esto es lo que podemos llamar “un modelo de desarrollo equivocado”. Lamentablemente ha sido seguido por casi la totalidad de los países eufemísticamente llamados “en vías de desarrollo” o emergentes, entre ellos México. Lo que resulta paradójico es que esto sea con la venia y el beneplácito de las calificadoras internacionales, el FMI y el Banco Mundial.

Antonio Fuentes Flores

Print Friendly

2 pensamientos en “Un Modelo de Desarrollo Equivocado

  1. Definitivamente estamos montados en un modelo de desarrollo equivocado, el cual ha sido aun mas deteriorado en los ultimos treinta años por pensar que los mercados por si solos van a regular el desarrollo social para beneficio de todos.

    ¨La tragedia de los comunes¨nos plantea que ¨lo que es de todos¨ (por ejemplo el aire de la atomosfera, o los recursos pesqueros), a su vez ¨no es de nadie¨.
    y por lo tanto se el recurso va a ser debastado devastar hasta su exterminio total.

    Por eso los mercados deben ser regulados con reglas del juego efectivas que realmente beneficien a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *