LA MALA SUERTE

Aunque dicen que la mala suerte no existe, podemos asegurar lo contrario, con la aclaración de que, en todo caso, es algo subjetivo que compete solamente a quien voluntaria o involuntariamente la construye para si mismo, el problema radica en que no solo afecta a esa persona, sino también a los suyos o quienes lo rodean.

La mala suerte la construye para si mismo el individuo, con la ayuda de algunos constructores y estimulada por algunas causas derivadas de una serie de prejuicios mentales, vicios de la conducta y deficiencias de la persona.

A manera de ejemplo podríamos señalar algunas de las causas mas características tales como:

  • La ignorancia
  • La falta de información real y confiable
  • El miedo irracional al cambio, a lo desconocido, al futuro
  • La mitomanía y la falta de una actitud realista
  • La holgazanería y la dejadez
  • El fanatismo en cualquiera de sus formas, político, social o religioso
  • La falta de auto estima o el considerarse estigmatizado por los otros
  • La improvisación por desorganizacíon
  • Diferentes vicios y complejos de la persona (filias y fobias)
  • La falta del  propósito y deseo de superación
  • La falta de seguridad en si mismo
  • El desorden en sus cosas
  • El desaseo personal
  • La ausencia de disciplina
  • El revanchismo o la actitud vengativa o paranoica
  • La falta de puntualidad
  • La falta de responsabilidad
  • La indecisión y el postergar las acciones para después
  • El buscar como las cosas no se pueden hacer y no al contrario
  • La exageración de la realidad o la no conciencia de ésta
  • El exceso de optimismo o de pesimismo
  • El exceso de confianza o desconfianza
  • La falta del sentido del humor
  • La falta de seriedad cuando la situación lo reclama
  • Las bromas en exceso y de mal gusto
  • El ser engreído y aferrarse a su verdad en forma de dogma
  • La falta de humildad
  • La jactancia y fanfarronería
  • La mentira por sistema
  • Hacer burla de los demás en forma sistemática y persistente
  • La hipocresía y falta de lealtad
  • La falta de recato
  • El comportamiento burdo y soez
  • El machismo o El feminismo a ultranza
  • El libertinaje sexual
  • El afán de logro sin esfuerzo
  • El mal trato a los más débiles
  • La tacañería crónica
  • La falta de respeto a la persona y a su dignidad
  • El no reconocimiento de los logros de los demás

Estas son algunas de las causas con las que ciertas personas se construyen su llamada “mala suerte”, lo cual los lleva casi siempre al fracaso en la vida. Se puede asegurar que con sólo unas pocas de estas causas se podrían  construir la mala suerte de un individuo, imaginemos que seria si fueran muchas combinadas o ayudadas de algunos factores tales como:

Constructores de la mala suerte:

  • El resentimiento
  • La egolatría
  • La imprevisión
  • La imprudencia
  • El estrés
  • El pensamiento negativo
  • La soberbia

Si bien es cierto que muchas veces algunas circunstancias negativas llegan a afectar a personas que no responden a las características anteriores; hay que considerar que son sólo eso, “circunstancias negativas” que se dan y que muchas veces es difícil evitarlas; pero esto de ninguna manera significa mala suerte para nadie.

Por otro lado, y a contrario sensu podríamos encontrar dentro de los factores y causas arriba señalados como el origen de la mala suerte; a las causas y los constructores de de la buena suerte y del éxito de las personas.

Antonio Fuentes Flores

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *