La sociedad mexicana Hoy

La sociedad, como parte fundamental de Estado mexicano y objeto mismo de éste; ante a la encomienda delegada a los diferentes gobiernos para el logro del bien común, la seguridad de todos sus miembros y sus bienes y ante el resultado contrario obtenido durante casi un siglo; se ve forzada a volver a sus orígenes para integrar dentro del Estado mexicano a gobiernos honestos y eficientes.

Hoy, en los inicios del siglo XXI la sociedad mexicana se encuentra en crisis; por la imposibilidad del cambio esperado; por la inexistencia de un Estado de derecho; por la falta de condiciones para ejercer la democracia y por el desorden y corrupción de sus gobiernos que han sido rebasados por la delincuencia organizada, confundiéndose ellos mismos con ésta en perjuicio de la sociedad. En tales condiciones, la sociedad mexicana viendo el resultado que se ha tenido; traducido éste en la enorme desigualdad social y el privilegio de unos cuantos a costa de la mayoría, por tantos años de mal gobierno; ahora se ve obligada a actuar organizadamente; para revocar encomiendas y modificar radicalmente, el sistema político y el modelo económico existentes.

La sociedad mexicana, puede, si quiere, tener los instrumentos necesarios y eficaces con el fin de lograr presionar a cada una de las instancias de gobierno, primero, para que la decisión política se de orientada a fortalecer positivamente el proceso democrático, para que el ciudadano logre hacer valer el único poder efectivo que realmente puede tener: el poder del voto, para hacer efectiva la vigencia del articulo 39 constitucional.

El proceso de organizar a la sociedad civil es extremadamente difícil y será tardado. Más cuando ésta ha permanecido pasiva durante tanto tiempo, acostumbrada y muchas veces contaminada con la cultura de la corrupción y a ver el manejo viciado del poder como algo natural y mas allá de sus posibilidades de intervención. Porque los diferentes partidos políticos existentes y las instituciones de la sociedad; sólo han respondido y responden a sus intereses corporativos y estos están íntimamente ligados a los intereses políticos y económicos del sistema establecido y al statu quo, que favorece a la oligarquía viciada, que como rémora siempre ha prevalecido.

Un factor fundamental y determinante en el proceso de organización de la sociedad es que, en México, la gran mayoría de ésta la compone la clase que tradicionalmente ha sido explotada desde la colonia, explotación que ha continuado en sus descendientes hasta estas dos primeras décadas del siglo XXI, esa parte de la sociedad, en su mayoría, se encuentra incapacitada para ejercer el análisis critico a la hora de las decisiones trascendentes. Ellos están integrados por casi 100 millones de mexicanos quienes también se han resignado ya, a una manera de vida de carencias y de mínima subsistencia porque no encuentran la forma de cambiar, ni la esperanza de hacerlo a futuro; razón por la que muchos de ellos han optado y optan, a un a costa de su propia vida, por huir de “su tierra” hacia el norte (a los EU) en busca de una mejoría material que a veces logran. Además esta clase, por sus mismas carencias ha permanecido desinformada, sin la educación necesaria y por lo mismo es totalmente influenciable, en todos sentido, por los medios de comunicación, a tal grado de ser fácilmente manipulable para todo propósito, lo que han utilizado perversamente quienes gobiernan.

Un hecho real es que hoy no existe para la sociedad mexicana, aquí en México, ninguna instancia confiable a quien recurrir.

Suponiendo que la organización de la sociedad civil se puede lograr aunque esto sea de una manera paulatina. ¿Cuáles son los mínimos instrumentos indispensables necesarios para la participación eficiente de la sociedad? Brevemente, sin agotarlos, señalare algunos:

El contar con medios propios de comunicación eficientes tales como: radio, televisión y prensa escrita, todos con cobertura nacional.

Recurrir a las instancias internacionales para hacer valer los Tratados Internacionales firmados por México y lograr su apoyo.

Sumar a las organizaciones de migrantes de origen mexicano en el mundo, principalmente en los EU, para hacer causa común con ellos y lograr su apoyo.

Sumar a los miembros mas calificados de la sociedad en forma personal, para el análisis sobre los principales temas y hacer planteamientos propositivos para lograr el cambio y la participación eficiente de la sociedad.

Promover la formación de nuevos líderes desde la escuela preparatoria y dar capacitación a los existentes no contaminados.

Promover y organizar la actividad legislativa de la sociedad a nivel federal, estatal y municipal iniciando por leyes reglamentarias.

Sumar a los diferentes grupos de disidentes auténticos y bien intencionados, bajo la premisa de que “la violencia no engendra sino violencia” y la historia nos dice que siempre que se ha utilizado; la escoria vuelve a quedar arriba. La razón y la inteligencia deben ser los mejores instrumentos para la participación de la sociedad en su nueva tarea.

Antonio Fuentes Flores

San Pedro Garza García 28 de julio 2014  

Print Friendly, PDF & Email

4 pensamientos en “La sociedad mexicana Hoy

  1. Estamos de acuerdo a lo planteado, quisiera hacer un énfasis en que la siembra debe ser a partir de la educación en las primarias y secundarias el poder inculcar buenos hábitos desde el principio con valores tangibles debería ser un compromiso de la sociedad donde de la mano con el arte, el civismo, la cultura y el deporte fuera una de las palancas que pudieran empezar el gran cambio pero habría que involucrar a personas integras comprometidas y que donaran un poco de su tiempo para promover estos principios con un plan bien definido con metas a corto, mediano y largo plazo.

    • Tienes razón Jesus la educación es parte de los requisitos para poder construir una base solida, firme y tu idea de involucrar a personas integras y comprometidas donando parte de su tiempo es una idea perfectamente posible en la cual muchos estriamos dispuestos en colaborar y por supuesto con la planeación adecuada y la visión clara a futuro de lo que se quiere lograr. Te felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *