EL CAMBIO CLIMÁTICO

Por: Antonio Fuentes Flores

Foto reciente del Popocatepetl…..pareciera que a través de él la Tierra se lamenta…………. Desconozco quien es el autor de esta excelente fotografía si alguien me lo puede decir lo agradecería  para darle el crédito correspondiente

La toma de las calles en Europa (Paris, mayo de 1968), en América (México, finales de 1968) y en muchas otras partes del mundo, aunque en principio era una protesta de los jóvenes en contra del autoritarismo imperante en los gobiernos, tuvo un factor común: la protesta contra lo que se llamó en ese entonces “el desarrollismo” esto es; la enorme paradoja de que en la búsqueda de los satisfactores para la vida por medio de la actividad económica, particularmente la industrial y comercial, se estuvieran destruyendo las mejores condiciones para la vida misma. Afectando negativamente la calidad de vida para los seres humanos y su medio ambiente natural.

En muchas ciudades ya era imposible ver, como antes; las noches con cielos refulgentes de estrellas en derredor de la Vía Lactea, los arroyos dejaron de ser de aguas cristalinas y cantarinas convirtiendose ahora  en conductos de aguas contaminadas por los desechos industriales, contaminando también a los ríos y mares. Un mercantilismo rampante llenó a las ciudades de anuncios comerciales destruyendo el paisaje urbano. El sonido acompasado de los grillos en la noche se cambió por el de los silbidos estridentes de las fabricas y el ruido del tráfico constante , el aroma de las flores en la mañana se afectó en muchas partes por el olor permanente y fétido, despedido por las industrias y los vehículos de combustión interna, sin consideración alguna para los pobladores. Sin embargo esto sirvió como una llamada de atención muy seria para la humanidad.

En junio de 1972 se convocó a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, en Estocolmo Suecia, para analizar precisamente la crisis ambiental a la que se había llegado en el Mundo

En julio de 1976 se realizó la Conferencia de la ONU sobre los Asentamientos Humanos, cuestionándose el desequilibrio en los ecosistemas naturales causado por las megalópolis, recomendándose entre muchas otras cosas, ubicar a los nuevos asentamientos en donde esté el agua y el medio ambiente sea propicio, precisamente como se hizo en un principio para lograr construir un hábitat con calidad de vida. Y se convocaba a los gobiernos de los países para utilizar la planificación urbana y regional como instrumento de previsión. Y a parar el proceso de contaminación Ambiental y destrucción del medio ambiente natural.

En 1978 se realizó en México el XIII congreso mundial de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) con el tema: “Arquitectura y Desarrollo Nacional” convocando a los arquitectos del mundo y a sus gobiernos, a revisar cómo y en qué medida, la arquitectura y la planeación urbana estaban contribuyendo o no, para mejorar la calidad de vida y lograr un desarrollo verdaderamente equilibrado y armónico en los diferentes países del mundo. Esta era la primera vez que en muchos años participaban los arquitectos de China en la UIA, lo que después les serviría para la planeación de la nueva China.

En 1984 se reunió por primera vez la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (World Commission on Environment and Development), atendiendo a un llamado urgente de la Asamblea General de la ONU, con el objeto de establecer una agenda global para el cambio. Partiendo de la convicción de que todavía era posible para la humanidad el poder construir un futuro más justo, mas prospero y más seguro, la Comisión publicó mas tarde en 1987 el documento Nuestro Futuro Común (Our Common Future).

Este documento advertía a la humanidad del gran riesgo que se correría si no se reorientaba el desarrollo conseguido hasta ahora cuyos resultados sólo “beneficiaban” a una minoría, perjudicando a la mayoría de la humanidad y destruyendo las mejores condiciones de vida. Por lo tanto habría que buscar nuevos modelos de desarrollo para lograr un desarrollo protector del progreso humano integral hacia el futuro con beneficio para todos, en suma: lograr un “desarrollo sostenible” porque eran verdaderamente alarmantes los resultados obtenidos por muchos países a fines del siglo XX. Y no era justo lo que se había hecho con la Tierra afectándole sus propios instrumentos de protección como los bosques y los mares.

Se convocaba a las partes a detener la inercia económica cultural que nos ha llevado a la subestimación del respeto al medioambiente y en muchos casos a su deterioro irreversible. definían el “desarrollo sostenible” como “aquel que garantiza la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Y debemos agregar que es aquel que busca y logra mejorar la calidad de vida para todos.

En realidad las múltiples alarmas encendidas sirvieron en cierta medida para que se lograran cambios importantes, sobre todo en algunos países desarrollados, pero estos fueron insuficientes y se quedaron cortas las predicciones catastróficas, porque todos los estragos causados por este desarrollo equivocado, ahora se verían magnificados ante el hecho de que ya se estaba dando un nuevo cambio climático, otro más en la historia de la humanidad y precisamente, por todo lo que hemos visto; con estos antecedentes se comprueba que los efectos negativos de este nuevo cambio climático se están agravando ademas por causas antropógenas.

En 1992 se estableció la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, firmada por las partes; los países miembros de la ONU.

Posteriormente en 1997 se convocó a las partes y se firmó el protocolo de Kioto que pretende bajar en un 5.2% para 2008- 2012, la concentración de Gases Efecto Invernadero (GEI) en la atmosfera registrada en 1990, de cuando menos tres gases: CO2, CH4 yN2O en donde solo algunos países se comprometían a disminuir la emisión de GEI y otros lo dejaban pendiente. Actualmente y ante lo evidente, lo han firmado y ratificado todos los países. Con excepción de algunos de los que más GEI emiten a la atmosfera; como son los EU. Que contribuyen con una tercera parte del total y la Unión Europea quienes emiten casi una cuarta parte. Ellos aunque ya lo han ratificado no han adoptado un compromiso concreto para la reducción de sus emisiones y hasta la fecha solo se comprometen a declarar la cantidad que están produciendo y a tratar de disminuirlas, sin comprometerse a objetivos concretos en el corto mediano y largo plazo.

Pienso que debemos partir de una premisa incontrovertible: El cambio climático es una realidad irreversible en el corto y mediano plazo. Quien no lo entienda así es un ignorante irresponsable.

Esplendor terrorifico

Una realidad con la que tenderemos que vivir de aquí en adelante sabiendo que sus consecuencias negativas en el corto plazo, hágase lo que se haga, lejos de aminorar se harán más críticas y por lo tanto las condiciones del medio ambiente empeoraran perjudicando a media humanidad. Las inundaciones que hemos visto serán mayores y también de mayor intensidad y más frecuentes serán los terremotos, tsunami y erupciones volcánicas, los huracanes, tifones y tornados así como las tormentas y la caída de granizos fuera de lo normal, así mismo las tormentas de polvo y arena, deslizamientos del terreno y demás fenómenos meteorológicos.

Entonces por un lado tenemos el aumento del calentamiento global, ocasionado por la concentración excesiva de los GEI y por el otro la destrucción de la capa de Ozono ocasionada a su vez por el deterioro ambiental y la enorme contaminación de mares y tierra, desprotegiéndonos de las radiaciones ultravioleta, razón ésta por la que ahora el sol es mucho más peligroso para los seres vivos. Todos estos males están siendo causados por el inicio del cambio climático agravado ahora principalmente por acciones antropógenas, razón por la cual, sólo de los seres humanos y particularmente de los gobiernos de sus estados depende que estas acciones se reviertan en el mediano o largo plazo mediante el compromiso serio y estricto para cambiar las condiciones actuales y los modelos de desarrollo, teniendo que tomar partido por la humanidad y no tanto por los grandes consorcios industriales y comerciales que pudieran salir afectados. Para esto la sociedad civil de todos los Estados tendrán que presionar a su gobiernos para que se actue inteligentemente y sin dilación y por supuesto la misma sociedad deberá comportarse en consecuencia y congruencia con la nueva situación.

La belleza del Jaguar Rey de la selva Americana

Todavía estamos a tiempo de salvar a nuestro planeta para las generaciones futuras si cobramos suficiente conciencia del problema y de qué es lo que debemos hacer para solucionarlo. Y sobre todo si las sociedades civiles y sus gobiernos se comprometen seriamente para llevar a cabo los cambios necesarios, porque hay que actuar de inmediato y con verdadera responsabilidad y seriedad ante el tema. Pero sabiendo claramente contra que estamos luchando, cuáles son nuestras posibilidades reales de éxito y que es lo que queremos y podemos lograr en el futuro.

Desde los siglos XVIII y XIX algunos científicos han señalado el funcionamiento de la Biosfera como una fuerza geológica que crea un desequilibrio dinámico que es la que en diferentes épocas ha promovido la biodiversidad en la Tierra.

Según la hipótesis Gaia del científico Británico James Lovelock expuesta en su trabajo: “The Revenge of Gaia” la vida en la tierra y el conjunto de todos sus fenómenos están sujetos a un sistema homeostático, por medio del cual se adapta a los cambios naturales e incluso a los antropógenos y puede producir los cambios necesarios, alterando el medioambiente si esto fuera útil para lograr su autorregulación y el mantenimiento del equilibrio. La Tierra cuenta entonces con estos recursos naturales; los seres vivos, las aguas y la materia inerte, (selvas montañas mares etc.) los cuales utiliza y opera con ellos en forma automática.

En la hipótesis Gaia los diferentes sistemas de la Tierra se comportan como uno solo, como un sistema de autorregulación que comprende a todos los componentes básicos: físicos, químicos, biológicos y recientemente el componente humano, incluyendo las interrelaciones entre los sistemas de todos estos componentes. Sin embargo, si la hipótesis se pudiera comprobar, el problema es; ¿en qué periodo de tiempo se operaran estos cambios? y ¿cuánto se tardaran en recuperar el equilibrio perdido? O peor; que ese proceso auto regulador considere a la especie humana y sus acciones negativas que afectan fatalmente a la Tierra y a su medioambiente natural; como un peligro potencial (como en realidad lo es). Y entonces nosotros mismos seamos eliminados por el proceso de homeostasis.

La ONU en su Convención Marco para el Cambio Climático ha realizado hasta ahora dieciséis Conferencias entre las Partes, la penúltima fue en 2009 en Copenhague. Y la ultima Conferencia entre las Partes (The Conference of the Parties) de donde le viene el nombre de “COP16”, fue   realizado en Cancún, México en noviembre – diciembre 2011

¿Qué se puede hacer?

Son los gobiernos de los estados y solo ellos; los que tienen en sus manos la decisión para concertar los compromisos necesarios para actuar pero es importante que se den plena cuenta de cuáles son las causas del problema y no solo sus síntomas, que por los resultados de la ultima COP parece ser que son los únicos que, solo parcialmente, se están considerando. Sería deseable, por la importancia del caso que representa una situación de emergencia para la humanidad; que se llegara a concretar acuerdos vinculantes con carácter jurídico efectivo, a manera de un tratado internacional que prevea el ataque radical a las causas con la participación solidaria de todas las partes. Pienso que la sociedad civil orientada por los profesionales debe presionar para que esto se de. Ya que es a través de los gobiernos de los pueblos como el mundo debe actuar en conjunto; sus mismos pueblos deben presionar a sus gobiernos drásticamente.

Aparentemente el tema preocupa ahora a todos por la evidencia de que el daño que hemos hecho a nuestro planeta se nos está revirtiendo y en grado verdaderamente alarmante. Por otra parte Todos somos responsables y nadie puede desentenderse de un mal que también nosotros hemos causado con nuestra ignorancia, nuestras actitudes irresponsables, la manera de vida disipada y un hacer profesional muchas veces carente de ética. Todos tenemos que cambiar, son tiempos de reflexión y esta es la última llamada de atención para evitar; la desigualdad social; el consumo excesivo de energía no renovable; la deforestación de bosques y selvas; la explosión demográfica irresponsable; la contaminación ambiental; el crecimiento industrial a costa de la miseria; la explotación del hombre por el hombre y las guerras, entre otras múltiples causas.

Solo así podremos evitar que se siga afectando negativa y radicalmente la calidad de vida de las mayorías, para entonces poder estar en condiciones de lograr un desarrollo sustentable, verdaderamente justo que beneficie a todos, a toda la humanidad.

San Pedro Garza Garcia NL. México, enero 2011.

Print Friendly, PDF & Email

2 pensamientos en “EL CAMBIO CLIMÁTICO

  1. VERDADERANTE ES IMPORTANTE QUE ESTE TIPO DE INFORMACION SEA DIFUNDIDA POR TODOS LOS QUE TENEMOS EL FIRME COMPROMISO POR NUESTRO PLANETA, EL PEOR ERROR DEL SER HUMANO ES LA IRNORANCIA ANTE TEMAS DE LOS CUALES DEPENDEN NUESTRAS VIDAS Y LAS DEL FOTURO.
    REFLEXIONEMOS Y ACTUEMOS AUN ESTAMOS A TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *