El centralismo en México

Un problema crónico en México ha sido desde siempre el centralismo. Iniciado conceptualmente por los conservadores al principio de la república, realizado y consolidado por el autoritarismo del porfiriato y continuado por el neoporfirismo posrevolucionario, integrándolo como parte básica de su “sistema político mexicano” en el ejercicio autoritario y hegemónico del poder por parte de la oligarquía que ha gobernado en México en los últimos 100 años para su casi exclusivo beneficio.

La grave distribución de la población y la actividad económica en el territorio mexicano, caracterizadas por la dicotomía concentración-dispersión; es causa y efecto de la pésima, por no decir nula, planeación estratégica del desarrollo nacional sustentable, el desprecio por el medioambiente y la falta de respeto a los mexicanos, afectando su dignidad y calidad de vida. Esto ha sido Porque el pueblo de México y sus legítimos intereses nunca han estado incluidos durante estos cien años, en los verdaderos intereses del grupo gobernante y los hechos así lo demuestran.

Hoy que México se dispone a “renovar” a sus gobernantes no se le ha escuchado a ningún partido político, ni a los candidatos a la presidencia de la república, hablar, ni mucho menos presentar un plan nacional de desarrollo estratégico en donde se exponga el diagnostico realista de los principales problemas, sus causas y la forma programática de solución. Y por supuesto nadie ha tocado el problema del centralismo, aunque éste, además de ser uno de los principales problemas nacionales con todos los males que arrastra; constituya una grave discriminación para la mayoría del pueblo de México y un lastimoso desaprovechamiento de sus recursos potenciales y sea la forma mas visible del fracaso político en la administración pública y el manejo del interés nacional; lo que ha contribuido sin duda a la enorme e injusta disparidad social.

Antonio Fuentes Flores

 

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *