covid 2019, Pandemia magnificada.

Colibrí, foto tomada por Daniel Garza Tobón

Foto de Daniel Garza Tobón

Probablemente el riesgo mayor de la actual pandemia que está sufriendo el mundo, es magnificar sus proporciones, lo que han hecho los diferentes medios, con propósitos no muy claros. Porque esto asusta a la mayoría de la población en el mundo y actuar bajo pánico no es recomendable para nadie.

En la mente de mucha gente esta lo sucedido durante la historia, principalmente con la peste de mediados del siglo XIV en Europa, en donde más de la mitad de la población murió por esa causa. O la pandemia ocurrida en 1918, con la mal llamada, Influenza española que tuvo una resultante de 50 millones de muertos. Sigue leyendo

NICCOLO MACHIAVELLI

En 1532 se hizo la primera edición (póstuma) de «El Príncipe» de Niccolo Machiavelli, quien había muerto en 1527 tratando que Lorenzo de Medici le diera trabajo (razón por la que había escrito El Príncipe). Aquí encontramos, entre muchas otras realidades del manejo del poder en la realpolitik, lo siguiente:

Los hombres tienen menos consideración en ofender a uno que se haga amar que a uno que se haga temer; pues el amor se retiene por el vínculo de la gratitud, el cual por la perversidad de los hombres, es roto en toda ocasión de propia utilidad; pero el temor que se mantiene con el miedo al castigo no abandona a los hombres nunca. Sin embargo, «el Príncipe debe cuidarse de ser solo temido y no odiado», el odio suele venir cuando la persona se siente despojada en su patrimonio pues: «los hombres olvidan más pronto la muerte del padre que la pérdida del patrimonio».

Niccolo Machiavelli era un verdadero filósofo y gran conocedor de los intríngulis de la política y del ejercicio del poder; lo que plantea en El Príncipe no es tanto lo que él piensa sino la cruda realidad en la política y la guerra y fue con el propósito de demostrar a Lorenzo de Medici lo que él sabía.

Tomado de «Ideas y Conceptos para vivir mejor» de Antonio Fuentes Flores.

Versión Impresa: https://www.amazon.com/dp/1658224817

Versión Kindle: https://www.amazon.com/dp/B083TPNDVK

CAPITALISMO Y SOCIALISMO

Estas tendencias ideológicas existen desde el origen de la humanidad y han evolucionado a través del tiempo; conocidas como izquierda y derecha, el nombre probablemente tiene su origen en la ubicación de las partes antagónicas en la Assemblée Nationale durante la revolución francesa. Por una parte, en el ala izquierda estaban los diputados del tercer Estado: el pueblo, liderados los moderados por Mirabeau e integrados aquí mismo los radicales jacobinos de Maximilien Robespierre y, por la otra, en el ala derecha estaban los del primer Estado: el clero; y los del segundo Estado: la nobleza. La burguesía, astutamente no se ubicaba en un sitio determinado.

Existen algunos conceptos que desde entonces se identifican con estas tendencias, como el «progresismo» entendido como la disposición y voluntad de cambio, identificado con la izquierda, con el socialismo; en contraparte están «los conservadores» identificados con la derecha, con el capitalismo, entendidos estos como los beneficiarios del statu quo y, por lo tanto, con la tendencia a conservarlo. El concepto de «Estado confesional», esto es, la liga indisoluble de la iglesia y el Estado, con una religión oficial y exclusiva, surgió a partir de finales del Imperio romano y se identifica con la derecha; en contrapartida está el concepto de «Estado Laico» por el que lucharon los liberales y tiende a preservar la libertad de pensamiento ideológico y religioso, surgió de las ideas que empezaron a manifestarse a partir del renacimiento y se consolidan con el surgimiento de los EU y la revolución francesa.

Sigue leyendo

EL COMUNISMO

En México hay un dicho para aterrorizar a ignorantes: «Asustar con el petate del muerto» (petate es el lecho en donde estuvo tendido el difunto).

Aunque las tendencias igualitarias de la humanidad inician casi con la humanidad misma, el comunismo al que nos referimos se inicia en 1848 con la publicación del «manifiesto comunista» por Karl Marx y Friedrich Engels, convocando a los trabajadores del mundo a unirse en contra de la explotación capitalista provocada por la revolución industrial. Para Karl Marx: la división social del trabajo se llevaba a cabo sin tomar en consideración el talento de cada individuo y el interés de la totalidad y obedecía más bien a las leyes capitalistas de la producción de bienes; sin importar el sacrificio del trabajador, con tal de lograr la generación de capital y de máximas utilidades.

El comunismo de Marx y Engels estableció sus bases teóricas:

Una sociedad sin clases; la propiedad de los medios de producción exclusiva para el Estado; de cada quién según sus posibilidades, a cada quién según sus necesidades; desaparición de la represión, de los represores y de su armamento; borrar todo vestigio de capitalismo que pueda contaminar el nuevo orden social; el diseño de un aparato administrativo (Burocracia) encargado de controlar los medios de producción y los bienes y servicios de la sociedad en forma central; propiedad colectiva de los bienes en ausencia de la propiedad privada y la defensa y fortalecimiento del proletariado.

Sigue leyendo

EL PROCESO HISTÓRICO

La humanidad en su proceso de evolución en el tiempo, ha tenido grandes etapas históricas como la del uso de la agricultura; la vida urbana; el intercambio de bienes, traducido en la actividad comercial; el pensamiento filosófico y el razonamiento lógico; la búsqueda de la verdad y del conocimiento; la organización política y la estructuración del Estado; la búsqueda del poder y el dominio imperial; la manipulación de las conciencias mediante la mezcla de poder político y poder religioso; el terrorismo religioso-político; el fundamentalismo religioso; la esclavitud de seres humanos; la búsqueda de la belleza y la manifestación del espíritu a través del humanismo mediante un renacimiento; la actividad artesanal, industrial, la creación y fabricación de las maquinas para la actividad industrial; el abandono de las monarquías absolutistas y el paso al Estado moderno; las revoluciones y las guerras mundiales del siglo XX, el nacimiento del fascismo y el genocidio; la tensión por la amenaza del holocausto nuclear mediante una “guerra fría” polarizada; la economía de mercado y la búsqueda del dominio económico; la globalización y la destrucción del medioambiente natural. Sigue leyendo