VUELTA ¿A LA NORMALIDAD?

 

Michelangelo Buonarroti

Si la normalidad que existía en México antes del covid 19 era buena, sin duda habría que buscar la vuelta inmediata a esa normalidad. Pero si no lo es; entonces debemos aprovechar el aislamiento auto impuesto y la eventualidad de la necesaria vuelta lógica a una nueva normalidad; la cual habremos de diseñar ex professo, de tal manera de poder corregir los males de la pasada “normalidad” y por otro lado conservar los beneficios que en ella pudo haber. Sigue leyendo

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

“Todos los partidos políticos tienden a la corrupción”.

Sí bien el aforismo anterior es cierto, también debemos reconocer que los partidos políticos bien manejados, pueden y deben ser un instrumento útil en los procesos democráticos de los países; sobre todo si son en verdad representativos de grupos ideológicos serios, existentes en la sociedad de un Estado y de hecho pueden ser también una opción atractiva de gobierno para el país al proponer no solo candidatos sino plataformas o planes concretos de gobierno. Sigue leyendo

ANDRES MANUEL NO CAYÓ EN LA TRAMPA

Obra de Diego Rivera

Algunos grupos dentro del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); los mismos que en la elección presidencial del 2006 promovieron y encabezaron con “éxito” la guerra sucia en contra del Candidato López Obrador, diciendo que “era un peligro para México”; haciéndose cómplices del fraude electoral que se dio en esas elecciones; los mismos que auspiciaron el también fraude electoral que se había dado en 1988 y por las mismas causas; llevando a la cima del poder político-económico a estos grupos empresariales que asociados con funcionarios de primer nivel político han saqueado a México desde entonces; esos mismos grupos incrustados en el CCE; pienso que forzaron a Carlos Salazar Lomelín, para pedirle al Presidente aplazar por un determinado tiempo las obligaciones fiscales de “los empresarios” y sus empresas; con motivo de la Pandemia por el Coronavirus. Sigue leyendo

NICCOLO MACHIAVELLI

En 1532 se hizo la primera edición (póstuma) de «El Príncipe» de Niccolo Machiavelli, quien había muerto en 1527 tratando que Lorenzo de Medici le diera trabajo (razón por la que había escrito El Príncipe). Aquí encontramos, entre muchas otras realidades del manejo del poder en la realpolitik, lo siguiente:

Los hombres tienen menos consideración en ofender a uno que se haga amar que a uno que se haga temer; pues el amor se retiene por el vínculo de la gratitud, el cual por la perversidad de los hombres, es roto en toda ocasión de propia utilidad; pero el temor que se mantiene con el miedo al castigo no abandona a los hombres nunca. Sin embargo, «el Príncipe debe cuidarse de ser solo temido y no odiado», el odio suele venir cuando la persona se siente despojada en su patrimonio pues: «los hombres olvidan más pronto la muerte del padre que la pérdida del patrimonio».

Niccolo Machiavelli era un verdadero filósofo y gran conocedor de los intríngulis de la política y del ejercicio del poder; lo que plantea en El Príncipe no es tanto lo que él piensa sino la cruda realidad en la política y la guerra y fue con el propósito de demostrar a Lorenzo de Medici lo que él sabía.

Tomado de «Ideas y Conceptos para vivir mejor» de Antonio Fuentes Flores.

Versión Impresa: https://www.amazon.com/dp/1658224817

Versión Kindle: https://www.amazon.com/dp/B083TPNDVK

CAPITALISMO Y SOCIALISMO

Estas tendencias ideológicas existen desde el origen de la humanidad y han evolucionado a través del tiempo; conocidas como izquierda y derecha, el nombre probablemente tiene su origen en la ubicación de las partes antagónicas en la Assemblée Nationale durante la revolución francesa. Por una parte, en el ala izquierda estaban los diputados del tercer Estado: el pueblo, liderados los moderados por Mirabeau e integrados aquí mismo los radicales jacobinos de Maximilien Robespierre y, por la otra, en el ala derecha estaban los del primer Estado: el clero; y los del segundo Estado: la nobleza. La burguesía, astutamente no se ubicaba en un sitio determinado.

Existen algunos conceptos que desde entonces se identifican con estas tendencias, como el «progresismo» entendido como la disposición y voluntad de cambio, identificado con la izquierda, con el socialismo; en contraparte están «los conservadores» identificados con la derecha, con el capitalismo, entendidos estos como los beneficiarios del statu quo y, por lo tanto, con la tendencia a conservarlo. El concepto de «Estado confesional», esto es, la liga indisoluble de la iglesia y el Estado, con una religión oficial y exclusiva, surgió a partir de finales del Imperio romano y se identifica con la derecha; en contrapartida está el concepto de «Estado Laico» por el que lucharon los liberales y tiende a preservar la libertad de pensamiento ideológico y religioso, surgió de las ideas que empezaron a manifestarse a partir del renacimiento y se consolidan con el surgimiento de los EU y la revolución francesa.

Sigue leyendo

EL COMUNISMO

En México hay un dicho para aterrorizar a ignorantes: «Asustar con el petate del muerto» (petate es el lecho en donde estuvo tendido el difunto).

Aunque las tendencias igualitarias de la humanidad inician con la humanidad misma, el comunismo al que nos referiremos se inicia en 1848 con la publicación del «manifiesto comunista» por Karl Marx y Friedrich Engels; convocando a los trabajadores del mundo a unirse en contra de la explotación capitalista provocada por la revolución industrial. Para Karl Marx, la división social del trabajo se llevaba a cabo sin tomar en consideración el talento de cada individuo, el interés de la totalidad, y obedecía más bien a las leyes capitalistas de la producción de bienes; sin importar el sacrificio del trabajador, con tal de lograr la generación de capital y utilidades al maximo nivel.

El comunismo de Marx y Engels estableció sus bases teóricas:

Una sociedad sin clases; la propiedad de los medios de producción exclusiva para el Estado; de cada quién según sus posibilidades, a cada quién según sus necesidades; desaparición de la represión, de los represores y de su armamento; borrar todo vestigio de capitalismo que pueda contaminar el nuevo orden social; el diseño de un aparato administrativo (Burocracia) encargado de controlar los medios de producción y los bienes y servicios de la sociedad en forma central; propiedad colectiva de los bienes en ausencia de la propiedad privada y la defensa y fortalecimiento del proletariado.

Sigue leyendo

EL PROCESO HISTÓRICO

La humanidad en su proceso de evolución en el tiempo, ha tenido grandes etapas históricas como la del uso de la agricultura; la vida urbana; el intercambio de bienes, traducido en la actividad comercial; el pensamiento filosófico y el razonamiento lógico; la búsqueda de la verdad y del conocimiento; la organización política y la estructuración del Estado; la búsqueda del poder y el dominio imperial; la manipulación de las conciencias mediante la mezcla de poder político y poder religioso; el terrorismo religioso-político; el fundamentalismo religioso; la esclavitud de seres humanos; la búsqueda de la belleza y la manifestación del espíritu a través del humanismo mediante un renacimiento; la actividad artesanal, industrial, la creación y fabricación de las maquinas para la actividad industrial; el abandono de las monarquías absolutistas y el paso al Estado moderno; las revoluciones y las guerras mundiales del siglo XX, el nacimiento del fascismo y el genocidio; la tensión por la amenaza del holocausto nuclear mediante una “guerra fría” polarizada; la economía de mercado y la búsqueda del dominio económico; la globalización y la destrucción del medioambiente natural. Sigue leyendo

LAS INSTITUCIONES

Desde el inicio de la cultura romana, durante la monarquía, se comenzaron a crear las instituciones como base y estructura del sistema político y social. Lo mismo sucedió de manera similar y contemporánea, en la cultura griega. A la institución se le otorgó la permanencia durante el tiempo, como organización jurídica. Toda vez que las personas tienen una vida finita y el manejo saludable del Estado debe ser permanente. El gobernante o el dirigente por más inteligencia que tenga y por más poder que ejerza, siempre pasa, y aun durante su vigencia disminuye su capacidad; en cambio la institución permanece. Sigue leyendo

Genesis del Poder

Desde el principio de la humanidad, el poder de los que lideraban la tribu devino en el Poder Político. Y el poder de las creencias sobrenaturales y sus intermediarios o promotores, se transformó en el Poder Religioso. También, casi desde el principio ambos poderes estuvieron siempre íntimamente ligados por conveniencia reciproca. En estas condiciones la liga de los dos poderes iniciales poco a poco fue generando “los intereses creados” por la codicia latente en la mente de algunas personas y sus motivaciones recónditas; dando lugar así a un tercer poder: el Poder Económico, que se convirtió en el gran motor del “desarrollo” y la fuente financiera de los otros dos; “los rico hombres” como se les llamaba en la Castilla de Carlos I, eran siempre tomados en consideración por los otros poderes para las decisiones trascendentes. Desde el principio se fue creando una simbiosis entre los tres, benéfica para su sus élites y para la subsistencia de ellos mismos. Sin embargo, históricamente ha resultado perniciosa para la sociedad esta liga y perdura hasta la actualidad a pesar de la reforma del Estado Moderno a finales del siglo XVIII. Toda vez que ahora en el siglo XXI, se tiene como evidente resultado: la gran desigualdad social existente. Sigue leyendo

ANARQUÍA

Para algunas personas, “la anarquía es el ‘libertinaje’, en donde no se acepta el imperio de la ley y se desconoce a la autoridad establecida; en donde se propicia que cada quien pueda actuar según le convenga, con un enfoque egoísta, de absoluta subjetividad y con el grave riesgo de la proliferación de los síntomas y vicios de propiciados por la sicología de masas; en donde se da el afloramiento y estimulo de la histeria colectiva, poniendo en peligro a la sociedad, con el riesgo de llegar a casos extremos de caos social, y de la ingobernabilidad provocada por el vacío de poder. Y por lo tanto, aseguran que entonces se da la desaparición del Estado de derecho”. Sin embargo y paradójicamente; también se puede visualizar a la anarquía, precisamente, como el instrumento previo para defender la libertad individual, el bien común y el verdadero y justo Estado de derecho. Sigue leyendo