VUELTA ¿A LA NORMALIDAD?

 

Michelangelo Buonarroti

Si la normalidad que existía en México antes del covid 19 era buena, sin duda habría que buscar la vuelta inmediata a esa normalidad. Pero si no lo es; entonces debemos aprovechar el aislamiento auto impuesto y la eventualidad de la necesaria vuelta lógica a una nueva normalidad; la cual habremos de diseñar ex professo, de tal manera de poder corregir los males de la pasada “normalidad” y por otro lado conservar los beneficios que en ella pudo haber.

Con el objeto de no seguir aceptando en forma inconsciente lo que nos ha afectado de manera negativa; si queremos establecer mejores condiciones de vida que las que teníamos en el pasado, se nos presenta ahora una circunstancia única de revisión y cambio; para definir cuál y cómo deberá ser ese cambio. Si nos lo proponemos: podremos lograr una nueva y mejor “normalidad”.

Por lo tanto deberemos empezar por analizar en términos generales: ¿cuales y cómo han sido esas condiciones de nuestra aparente “normalidad”.

Para seguir un orden, lo haremos en forma breve, desde tres puntos de vista:

El político, el económico y el social.

Desde el punto de vista político:

La Democracia:

Nuestra democracia es inicial, toda vez que fue prostituida y viciada por el sistema político mexicano (SPM) en el siglo XX y parte del XXI. Así como por la falta de ésta; como cultura en la sociedad.

El Poder:

El poder político en México, en lugar de utilizarse para servir al pueblo, todas las administraciones públicas anteriores se han servido de él; faltando al articulo 39 constitucional. El poder económico solo ha servido a su interés.

El Estado de derecho:

El Estado de derecho en México ha sido inexistente en las anteriores administraciones y ha teniendo como resultado negativo: la impunidad, la burocracia y la afectación negativa a los Derechos Humanos.

La Legislación:

La legislación existente, salvo excepciones, ha sido hecha en su mayor parte a la medida y como instrumento del SPM, para el provecho de una minoría privilegiada, mediante Congresos que “ganan” lo que quieren.

La Seguridad:

La seguridad en México es crítica por la acción perniciosa de las administraciones anteriores y sus autoridades responsables; quienes se han ligado con la delincuencia organizada.

Las Relaciones internacionales:

Las relaciones internacionales de México se rigen por tres principios: el de autodeterminación de los pueblos, el de no intervención y el de la solución pacífica de las controversias.

Los Partidos políticos:

Todos los partidos políticos han tendido a la corrupción. Las últimas administraciones les asignaron enormes presupuestos a manera de cohecho legal, lo cual persiste en forma injusta.

Desde el punto de vista económico:

El Modelo de desarrollo económico:

El modelo Neoliberal es benéfico solo para la minoría y perjudicial para la mayoría. Prevalece en México, teniendo como resultado a la mitad de la población en la pobreza y el aumento la desigualdad social.

La Banca:

El sistema bancario mexicano está en su mayoría en manos de extranjeros, especula con los depósitos de los clientes, les cobran altas comisiones y a las pequeñas y medianas empres les dificulta y encarece el acceso al capital.

El Salario mínimo:

Durante mucho tiempo, el salario mínimo en México, por acuerdo de los gobiernos con las cúpulas empresariales ha sido de los más bajos del Mundo; perjudicando al trabajador, a su familia y a la misma economía.

El Sindicalismo:

El sindicalismo en México tanto obrero como patronal ha sido pernicioso; usándose el primero para control del trabajador y el segundo para presionar al gobierno, sacarle privilegios y exención de impuestos.

El Medioambiente Natural:

El desprecio a la naturaleza, a su biodiversidad y ecosistemas, por razón de especulación económica, desde muchas décadas atrás se ha manifestado negativamente, contaminando de manera irreversible el medio ambiente.

Los EU.:

La vecindad a través de 3,300 Km de frontera con los EU., el mercado más grande en el Mundo; solo la han aprovechado ellos mismos, con todo lo que nos venden en sus ciudades de frontera, por solo poner un ejemplo.

El turismo:

México tiene un potencial turístico como pocos países en el mundo y solo es aprovechado en menos de un 30%. Tenemos más de 11,000 Km de litorales en océanos de gran belleza y la buena disposición y hospitalidad tradicional.

Desde el punto de vista social:

La Salud

Con la Pandemia quedó en evidencia la “desatención” que los gobiernos anteriores tuvieron tanto con la responsabilidad de la infraestructura como en el suministro de medicinas y equipos necesarios.

La Educación

La secretaría de educación, en los últimos 5 sexenios ha sido desde botín político, hasta la cueva de Alí Baba; para sustraer recursos económicos a costa de la educación de los niños, de los jóvenes y de nuestra cultura.

El Derecho social

Tanto la Salud, como la Educación; deben ser un derecho social para todos los ciudadanos mexicanos, como lo son en otros países del Mundo. En la actualidad en México no lo son; como debieran serlo.

La Diversión y el esparcimiento

Las familias mexicanas y todos los ciudadanos; deben tener garantizado tanto el derecho como las facilidades para que esto se dé, por ahora, dista mucho de ser una realidad y los espacios para Parques Nacionales no se utilizan.

Fondo de Retiro y Adultos mayores

La banca especula con el manejo del AFORE de los trabajadores, sin que ellos tengan la posibilidad real de vigilancia. Las personas de 68 años y más, empiezan a ser con justicia, compensadas con dinero en efectivo.

El Trabajo

El ser humano trabaja para vivir, no vive para trabajar. Los sindicatos, ni los gobiernos, han contribuido a dar buenas condiciones para este propósito, lo que se traduce en la migración de cientos de miles cada año hacia los EU.

El Internet

Una de las lecciones que ha dejado la pandemia; es la gran utilidad práctica de conocimientos en el campo de la electrónica y el “trabajo a distancia”; para lo cual ha sido básico el Internet, con el beneficio de la mayoría.

Comentarios generales

Por otro lado:

En México, se ve como “normalidad” que las ciudades sean para el automóvil, despreciando al peatón. Esto resulta contradictorio y estúpido, cuando la mayoría de los mexicanos se mueven en el transporte público y a pie. La pandemia ha puesto en evidencia que los seres humanos y no las máquinas son lo más importante. En México las ciudades no son para los pobres.

El consumismo impuesto exacerbado e inútil, ha sido parte de la “normalidad” que nos caracteriza. Con la pandemia ha quedado en entredicho el cúmulo de cosas innecesarias que se tienen y que no pasa nada si no se cuenta con ellas. Esto pone en evidencia la torpeza del cliente y la malicia para la venta.

Otra “normalidad” en tiempos recientes ha sido el uso y el abuso de la redes sociales para difundir una serie de banalidades. Resulta criminal utilizar la pandemia para difundir noticias falsas y alarmantes, tanto pretendidamente científicas, como para la desorientación intencional. Sin faltar infundios y calumnias cobardes, que solo demuestran la ausencia de autoridad moral.

Y qué más “normalidad” en México que los efectos negativos del SPM, dentro del cual están la mayoría de los medios de comunicación y prensa mercenaria, que estuvo pagada sistemáticamente por los gobiernos anteriores y que continúa “haciendo de las suyas” y tratando de “curarse en salud” y al servicio de las mafias de saqueadores.

Como “normalidad” se acostumbra ver las tragedias, los abusos y las catástrofes que acontecen y que nos rodean, incluso a la corrupción. La pandemia puso en evidencia que nada de esto es normal. Que por el contrario; todos salimos afectados negativamente con ello, que debemos rechazarlo con espíritu de solidaridad, ayudándonos unos a otros.

Conclusión

Estas reflexiones mínimas, no son todas las que podríamos hacernos; pero son suficientes para concluir en forma definitiva, sí se aceptan, que no es deseable regresar a una “normalidad” que ha sido inconveniente para la mayoría de los mexicanos. Es cierto que existen algunos aspectos no negativos que se habrán de conservar; sin embargo no debemos dejar pasar esta oportunidad que se nos presenta; para unir esfuerzos y pensamientos de una manera solidaria: para hacer, lo necesario, como hermanos que somos todos los mexicanos; con el amor que nos debe unir para lograr un cambio verdadero; que sería la mejor herencia para nuestras futuras generaciones, dejándoles una normalidad que sea en verdad digna, aceptable y benéfica para todos.

Antonio Fuentes Flores

San Pedro Garza García NL. 25 de mayo 2020.

etantonino@gmail.com

 

 

 

 

 

 

7

Print Friendly, PDF & Email

Impactos: 52

2 pensamientos en “VUELTA ¿A LA NORMALIDAD?

Me interes tu punto de vista.