LÓPEZ OBRADOR, 33 recomendaciones (2ª Revisión)

Obra de Diego Rivera

3.- Es absolutamente necesaria la estricta autonomía e independencia efectiva del Banco de México y de su gobernador.

Nos parece un tema cumplido con resultados positivos.

Sin embargo, el cumplimiento del respeto de la autonomía es conveniente y necesario en el cumplimiento de la responsabilidad técnica financiera, pero no se debe descuidar su actuación con el objeto de evitar cualquier acción con una ética cuestionable, en duda o peor, con fines alejados de su misión principal.

5.- Revisar la integración y función del Consejo de la Judicatura y continuar con la Reforma Judicial iniciada durante la administración del Presidente Zedillo. Cambiando a todo funcionario con dudosos antecedentes.

Aunque es un tema del poder judicial de la federación, nos parece que el ejecutivo con el apoyo del legislativo, no deben ni por un momento dejar de estar pendientes de esta reforma para poder acabar con la impunidad y garantizar el establecimiento pleno de la justicia en México y un verdadero Estado de derecho.

El tema de la Justicia es de la mayor importancia para nuestro país, su reforma radical no debe retrasarse por más tiempo, toda vez que la situación actual, aunque relativamente mejorada, sigue siendo una frustración para la mayoría de los mexicanos.

7.- Cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad. (a la anterior y a la que pretenda venir, tanto pública como privada)

Pensamos que la tendencia hacia la corrupción, en el sector público, ha disminuido notablemente por los mismos actos del gobierno emprendidos hasta ahora. La impunidad se ha empezado a tratar de combatir, sin embargo sigue siendo un tema muy grave pendiente de atacar en México, para la solución del cual se debe ejercer todo el poder del gobierno al máximo, con la mayor fuerza y contra todos los que le han hecho daño a México.

Es innegable, por los hechos que se ha dado en el país la formación y actuación de “grupos de choque” contra el gobierno actual, integrados por periodistas mercenarios y por todos aquellos políticos y empresarios sin escrúpulos, quienes desde hace más de 30 años se habían empeñado en “hacer de la suyas” saqueando al país impunemente por múltiples medios, convirtiéndose de hecho en delincuencia organizada. Estos “grupos de choque” han sido auspiciados por la oligarquía de siempre, porque ahora sus dirigentes saben que están en peligro de ser llevados ante la justicia como ya se ha empezado a ver en algunos casos. La acción de estos grupos es delincuencia pura y lucharan con toda malicia por seguir obteniendo impunidad y conservar lo mal habido. Muchos de ellos ingenuamente esperan que sus acciones pretendidamente desestabilizadoras; puedan propiciar un golpe de Estado en contra del actual gobierno constitucional. No lo dicen pero lo piensan y lo desean. Esto es absolutamente intolerable. Contra esto se debe ejercer al máximo el poder del Estado, toda vez que se ha convertido en un asunto de alta prioridad nacional.

11.- Cero contribución económica del gobierno a los partidos políticos y prohibir las aportaciones del sector privado. Que sus miembros los sostengan; si es que tienen los suficientes.

Este es un tema delicado al cual no se le ha puesto la atención deseable, entre otras causas porque no existe el respaldo jurídico correspondiente y es necesaria la intervención tanto del poder judicial, como del legislativo. Por lo tanto es un tema todavía en proceso de limpieza profunda.

Una prueba del mal que señalamos es la proliferación de remedos de “partidos políticos” en los que se ve con claridad que son buenos negocios a costa del pueblo de México. Y no solo no se les ha quitado el subsidio indebidamente otorgado en el pasado, sino que además los mexicanos les estamos pagando anuncios publicitarios electores (de pacotilla) por medio de la radio y la TV. Es curioso ver como se ha unido la escoria de los partidos políticos pretendidamente de izquierda y de derecha para tratar de dominar el Congreso y tener así con que protegerse por el cumulo de delitos que han cometido.

19.- Independencia y autonomía de la Procuraduría General de la República e independencia de la Fiscalía anticorrupción. (Lo mismo en los estados)

A nivel federal ya está y solo falta generalizarlo a nivel de los estados, cuidando los antecedentes, las relaciones y la calidad moral y experiencia jurídica de los nuevos fiscales.

La autonomía de las fiscalías está bien, sin embargo esto no quiere decir que el ejecutivo se desentienda de ello en lo que respecta a su correcta, pronta y ética actuación. El que tengan autonomía de actuación para su función; no supone la desatención, se debe permanecer vigilante en todo momento hasta la conclusión definitiva de los procesos judiciales. Lo mismo para el INE en cuanto a su “autonomía”, máximo cuando algunos de sus actuales funcionarios participaron durante los fraudes electorales pasados.

30.- Establecer políticas públicas efectivas para enfrentar el cambio climático. Obligación a las empresas públicas y privadas para contar con los equipos necesarios que eviten el daño producido por los efluentes contaminantes.

En proceso aunque es necesario una nueva legislación actualizada al respecto.

Después de más de 2 años del nuevo gobierno no solo no se ve cambio significativo, sino que en las grandes ciudades y el campo es evidente que la industria y los automotores siguen contaminando gravemente el ambiente, sin la intervención efectiva de la autoridad.

Atentamente

Grupos de participación Ciudadana al servicio del Pueblo de méxico. (Facebook)

Monterrey NL. 12 de febrero del del 2021

Print Friendly, PDF & Email

Impactos: 104

Me interes tu punto de vista.