LAS INSTITUCIONES

Desde el inicio de la cultura romana, durante la monarquía, se comenzaron a crear las instituciones como base y estructura del sistema político y social. Lo mismo sucedió de manera similar y contemporánea, en la cultura griega. A la institución se le otorgó la permanencia durante el tiempo, como organización jurídica. Toda vez que las personas tienen una vida finita y el manejo saludable del Estado debe ser permanente. El gobernante o el dirigente por más inteligencia que tenga y por más poder que ejerza, siempre pasa, y aun durante su vigencia disminuye su capacidad; en cambio la institución permanece.

La permanencia de las instituciones durante el tiempo, nunca supuso su inamovilidad o permanencia estática, por el contrario, siempre admitió el cambio mediante la administración de su evolución natural durante el tiempo, para, ir reformándose y adaptándose al devenir histórico, de hecho y por derecho. Cuando las instituciones se vician y corrompen no admiten cambios: entonces se vuelven obsoletas y perjudiciales para el Estado y la sociedad. En tales condiciones es necesario el cambio radical de éstas, mediante un proceso revolucionario. Pero solo para volver a crear nuevas instituciones, en beneficio de la sociedad; al amparo de un nuevo sistema político renovado, justo, democrático y adecuado a la circunstancia de tiempo y lugar.

Antonio Fuentes Flores

San Pedro Garza García N.L. México, diciembre 5 del 2019

Print Friendly, PDF & Email

Impactos: 10

Me interes tu punto de vista.