EL COMUNISMO

En México hay un dicho para aterrorizar a ignorantes: «Asustar con el petate del muerto» (petate es el lecho en donde estuvo tendido el difunto).

Aunque las tendencias igualitarias de la humanidad inician casi con la humanidad misma, el comunismo al que nos referimos se inicia en 1848 con la publicación del «manifiesto comunista» por Karl Marx y Friedrich Engels, convocando a los trabajadores del mundo a unirse en contra de la explotación capitalista provocada por la revolución industrial. Para Karl Marx: la división social del trabajo se llevaba a cabo sin tomar en consideración el talento de cada individuo y el interés de la totalidad y obedecía más bien a las leyes capitalistas de la producción de bienes; sin importar el sacrificio del trabajador, con tal de lograr la generación de capital y de máximas utilidades.

El comunismo de Marx y Engels estableció sus bases teóricas:

Una sociedad sin clases; la propiedad de los medios de producción exclusiva para el Estado; de cada quién según sus posibilidades, a cada quién según sus necesidades; desaparición de la represión, de los represores y de su armamento; borrar todo vestigio de capitalismo que pueda contaminar el nuevo orden social; el diseño de un aparato administrativo (Burocracia) encargado de controlar los medios de producción y los bienes y servicios de la sociedad en forma central; propiedad colectiva de los bienes en ausencia de la propiedad privada y la defensa y fortalecimiento del proletariado.

Sigue leyendo

GRANDES PROYECTOS DE MÉXICO

Un memorandum

Para: Los jóvenes de Mexico, #YoSoy132

De: Antonio Fuentes Flores.             23/06/012  SPGG N.L.

El cambio en México deberá ser general y radical, iniciando por el marco legal y sus estructuras, hasta el cambio de personas con puestos claves en el gobierno y en su caso el enjuiciamiento de delincuentes, no con el afán de venganza, sino porque no se puede permitir  que el “borrón y cuenta nueva” continúe por siempre. Eso querría decir que se seguirá tolerando la impunidad cuando ésta ha sido uno de los problemas más graves que ha sufrido México, y es uno de los recursos viciosos más efectivos para la prevalencia del sistema político que deberá ser superado radicalmente. Sigue leyendo